Home / Actualidad mundo animal / Alimentación del gatito. Desde la gestación al fin de la lactación

Alimentación del gatito. Desde la gestación al fin de la lactación

02 Jun Alimentación del gatito. Desde la gestación al fin de la lactación

Ahora que estamos en época de celo y muchos os habéis encontrado con una de vuestras gatas, o las que cuidáis en colonias, embarazada, desde animalesweb. queremos informaros de las necesidades nutricionales que tienen los gatitos desde el momento de su gestación hasta que llegan al fin de su lactación (lo que dará lugar al posterior destete). infórmate con nosotros.

El control de la gata durante la gestación requiere que evalúes semanalmente el alimento que ha ingerido, así como del peso corporal. Una nutrición insuficiente y el escaso aumento de peso de la hembra pueden no ser determinados si solo nos fijamos en el peso total o en el aumento del tamaño abdominal de la hembra; el aumento producido por el crecimiento de los gatitos no siempre va acompañado de un incremento en el acumulo de reservas de energía, reservas fundamentales para una correcta lactación.

Por eso es tan importante proporcionar a la gata una correcta alimentación en el periodo de embarazo y en la posterior lactación. Debemos fijarnos en el aumento de la masa muscular y de la grasa que recubre las costillas y todas las prominencias óseas.

Una felina normal suele perder en el momento del parto entre un 6 y un 14 % de su peso, variable según el peso de la camada. El peso adicional restante (entre 750 gramos y un kilo) es el que la hembra utilizará para enfrentarse al inicio de la lactación de los cachorros.

A partir del nacimiento ten muy en cuenta los siguientes aspectos:

– El peso de tu gata.

– El tamaño de la camada.

– Los pesos al nacer y las velocidades de crecimiento de los gatitos.

– Las tasas de mortalidad.

– La presencia de defectos congénitos.

Desde el comienzo de la lactación, ten presentes estos puntos, principalmente las variaciones de peso de madre y cachorros una vez por semana, y también el tipo de secreciones vaginales, el estado de las mamas…

Los gatitos deben crecer de forma continua, con un aumento de peso constante y la presencia de un tono muscular adecuado; deberán mamar con energía y permanecer tranquilos entre cada alimentación.

El peso de un cachorro al nacer oscila entre los 85 y los 120 gramos, con un promedio de 100 gramos; los gatitos que al nacer pesan menos de 75 gramos tienen altas tasas de mortalidad.

Unos cachorros mal alimentados estarán nerviosos, inquietos y se quejarán en exceso.

En muchas ocasiones podemos considerar que el gatito ha comido bien porque su “barriga” esta llena, pero este indicador no es fiable, ya que en múltiples ocasiones lo único que nos indica es un acumulo de aire (aerofagia).

El primer alimento que ingiere un gatito, como todos sabemos, es el calostro materno; el calostro es la leche que secreta la gata durante las primeras 24 a 72 horas tras el parto; este singular alimento proporciona a los cachorros nutrientes, agua, factores de crecimiento, enzimas digestivas e inmunidad.

La diferencia entre el calostro y la leche es principalmente en la composición de agua y nutrientes:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En lo referente a las características de la leche materna, los datos que debes saber son:

· Energía: la leche felina cubre sobradamente las necesidades energéticas de los gatitos. La leche contiene de 0,85 a 1,6 kcal/ml.

· Agua: El agua constituye el 79% del peso de los gatitos de una semana de vida, el 70% en el destete y el 62% en la edad adulta. Un cachorro necesita entre 155 y 230 ml de agua por kilo de peso al día, cantidad que obtienen de la leche materna.

· Proteínas: Los requerimientos de proteína de los gatitos se sitúan en el 18 al 20% de la MS; teniendo en cuenta que la leche materna contiene entre un 33 y un 44% de la MS, no existen problemas para cubrir los requerimientos.

· Taurina: este fundamental aminoácido se encuentra en la leche materna en una proporción de 300 mg de taurina/l. Las necesidades de taurina del gatito también se ven cubiertas con el aporte de leche materna.

· Grasa: la grasa es una importante fuente de energía y ácidos grasos esenciales. La dieta de la madre afecta en gran medida la calidad y la cantidad de grasa en la leche.

· Calcio y fósforo: Aunque el calostro tiene una baja concentración de Calcio, cantidades necesarias para el crecimiento y osificación del cachorro se ven plenamente cubiertas con las características nutricionales de la leche normal de la madre.

Estos son los datos que debes conocer para las semanas que pasen hasta el destete de los pequeños. Alimenta a la madre y a los cachorros como se merecen.

 

About vmartinez

Check Also

¿Canguro o residencia para tu perro? ¿Qué es mejor?

23 Jun Posted at 13:25h en Perros por animalesweb. Si estás planeando las vacaciones de ...