Home / Actualidad mundo animal / ¿Cómo darle una pastilla a un gato?

¿Cómo darle una pastilla a un gato?

24 Nov

Para todo siempre hay una primera vez, incluso para darle una pastilla a un minino. En principio, puede parecer toda una hazaña, ya que no lo vamos a convencer con palabras cariñosas. Además, puede resistirse con garras y dientes. Pero no hay que desanimarse… con los trucos y consejos de este post, saldremos ilesos y airosos.

Un reto posible de alcanzar

Si tienes un gato, en alguna u otra ocasión, el veterinario le recetará algún tipo de medicamento, como los antibióticos o antiparasitarios en comprimidos, pastillas o tabletas.

A la hora de querer suministrarle las pastillas, te enfrentas ante una habilidad felina que usará todos los medios habidos y por haber para escaquearse, bien sea rechazándolas frontalmente o escupiéndolas. Vale, tu gato es muy astuto, pero no sabe que tú puedes hacer gala de tu inteligencia, y conseguir que se tome la pastilla, con los menores daños colaterales y sin apenas estrés.

A este fin, nada mejor que seguir unas estrategias que dan muy buenos resultados

Acerca de los medicamentos

Aparte de seguir las indicaciones del veterinario, es importante leer atentamente las recomendaciones del prospecto, sobre la dosis, procedimiento, frecuencia y duración del tratamiento.

Ten en cuenta que algunas pastillas son de liberación lenta, por lo que no debes machacarlas, sino administrarlas enteras. Recuerda también que algunos comprimidos deben tomarse solos para que tengan mayor efectividad, sin ocultarlos entre los alimentos.

¿Cómo lograr la inmovilización?

Que un gato se quede quietecito, cuando intuye que tramas algo que no le hace ninguna gracia, es una tarea complicada, aunque no imposible. Necesitarás una toalla, una mesa o base sobre la que trabajar cómodamente y, si puede ser, al menos las primeras veces, la ayuda de un aliado humano para que te ayude en esta singular “batalla”. Ya verás que, cuando le cojas el truquillo, todo será coser y cantar.

Pasos a seguir para darle la pastilla al felino

Estos pasos contemplan el supuesto de ser diestro; en caso de ser zurdo, naturalmente se utilizará la mano opuesta a la descrita.

  • 1. Cubrirlo con una toalla
    • Busca una superficie plana y cómoda para tu altura, como una mesa, donde poder maniobrar con tu gatito.
    • Coloca la toalla, bien extendida.
    • Pon a tu gato sobre la toalla y envuélvelo.
    • El minino debe quedar totalmente cubierto, excepto su cabeza, así evitaremos posibles arañazos.
    • Ahora sólo queda que le abras el hocico y le introduzcas la pastilla; te lo detallamos en el siguiente paso.
  • 2. Abrirle el hocico
    • Una vez tienes bien cubierto a tu minino con la toalla, toma su cabeza con suavidad, pero con firmeza, e inclínala levemente hacia arriba.
    • Ya tienes a tu gato en la posición idónea para abrirle el hocico y darle la pastilla.
    • En este momento, sujeta la cabeza del minino con tu mano izquierda para dejar libre la derecha, que es con la que deberás darle la píldora.
    • Pon tu mano izquierda sobre la frente del felino, de manera que formes una “U” invertida con tus dedos índice y pulgar.
    • Ahora, coloca las puntas de tus dedos índice y pulgar sobre el labio superior, e introduce un poco el pulgar para forzar al minino a abrir la boca.
    • Por el bien de tus dedos, asegúrate de que no se apoyen nunca sobre los dientes del felino, sino en las zonas blandas de su boca.
  • 3. Introducirle la píldora o tableta en la boca
    • Llega el momento clave, el de la introducción de la pastilla en la boca de tu gato y la determinación que has demostrado durante todo el proceso, será fundamental.
    • Pinza la pastilla con las puntas de tus dedos pulgar y medio.
    • Pon el dedo índice en el extremo izquierdo del mentón del felino, junto a los dos caninos inferiores.
    • Presiona un poco hacia abajo para que tu gato abra la boca.
    • Justo en este momento, actúa con rapidez e introdúcele la pastilla con tu dedo medio, empuja suavemente todo lo que puedas hacia la parte posterior de la lengua, para evitar su expulsión.
    • Hazle un ligero masaje en el cuello y acarícialo, para que se calme.
    • Comprueba que, realmente se ha tragado la pastilla.
    • Ante la incertidumbre de que el felino se haya tragado o no la pastilla, un truco consiste en soplar ligeramente sobre sus narinas; con esta táctica, se estimulará un movimiento reflejo que lo impulsará a tragar.
    • Tras la ingesta de la pastilla, conviene que tu gato beba o coma algo para asegurar que el medicamento llegue al estómago.
    • Si no te atreves a darle a tu gato la pastilla con los dedos, puedes probar a hacerlo mediante una jeringa especial.

Ah, y no olvides premiar a tu peludo con caricias o alguna chuche, después de darle la pastilla; de esta forma asociará la experiencia con un momento agradable. Ya ves que con un poco de maña, paciencia y tacto, todo se consigue, hasta el punto de convertir el miedo inicial en una costumbre tolerada de buen grado por tu minino.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

 

About vmartinez

Check Also

Conjuntivitis en perros

07 Dic Posted at 14:24h en Perros por animalesweb. Esta es una de las enfermedades ...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies