Home / Actualidad mundo animal / ¿Cómo hacer helados caseros para perros?

¿Cómo hacer helados caseros para perros?

21 Jul

Hoy hemos querido darte algunas recetas para que puedas preparar, en un pispás, unos deliciosos helados para refrescar a tu perro durante el tórrido verano. Sigue leyendo y descúbrelas.

Ventajas de los helados perrunos

Vale, admitimos que la mejor manera de hidratar a nuestro perro es el agua limpia y fresquita; es lo que nos aconsejan los veterinarios y el sentido común. El agua está genial, pero ¿a quién le amarga sentir en su boca la frescura de un helado, de vez en cuando?, que los perros no son tontos, y lo demuestran a cada momento con creces.

Además, el helado tiene estas ventajas añadidas:

  • Hidratación y frescura: es obvio, el helado le ayuda a tu peludo a mantenerse hidratado y lo alivia del bochorno estival.
  • Entretenimiento y diversión: mientras tu perro da lametazos al helado o juega a atrapar el premio que le has puesto dentro, tú puedes seguir leyendo el libro favorito o acabar alguna tarea.
  • Fácil preparación: las recetas son ricas, sencillas y rápidas de preparar.
  • Ahorro: con un buen helado, verás a tu perro disfrutar un montón por muy poco dinero, sólo por el coste de los ingredientes.

Ingredientes aptos y no aptos para perros

Es fundamental recordar que los helados para humanos no son aptos para perros. En general, suelen contener demasiado azúcar y añadidos que pueden provocarles vómitos, diarreas o un aumento en los niveles de glucosa.

Por eso, la mejor idea es prepararlos en casa, teniendo en cuenta los ingredientes que sí son beneficiosos para nuestros perros. Entre los ingredientes aptos, y ricos en vitaminas y antioxidantes, se cuentan: manzanas, fresas, sandía, melón, plátano maduro, judías verdes, calabaza

Los ingredientes no recomendables, sobretodo en grandes cantidades, son, entre otros: uvas, pasas, cerezas, ciruelas, ajo, cebolla, tomates, aguacate… Si tienes alguna duda respecto a algún componente, consulta antes con el veterinario, quien te explicará si es apto o no y por qué razón.

¡Al rico helado, 3 recetas frescas para tu perro!

En casa, con un poco de imaginación, puedes preparar un sinfín de helados deliciosos, refrescantes y adecuados para el organismo y gustos de tu can.

A modo de ejemplo, te proponemos los siguientes helados:

Helado de yogur con galletas veganas

A la hora de hacer helados, el yogur es un ingrediente básico, pero debe ser apto para perros, lo más natural posible y sin azúcares añadidos. Las galletas veganas tienen que ser también adecuadas para perros, sin conservantes ni un exceso de azúcares.

Ingredientes:

  • Yogur
  • Galletas veganas
  • Agua
  • Canela

Preparación:

  • Ponemos en un bol el yogur con unas cuantas galletas veganas, cortadas a trocitos, una pizca de canela –es buena para los canes y aromática- y unas cuantas cucharadas de agua; esto va a gustos, según como se desee de espeso; lo mezclaremos bien, a mano, si quieres que tu perro encuentre trozos de galleta, o con la batidora, si prefiere un helado más homogéneo.
  • Lo volcaremos en los moldes elegidos, y al congelador.
  • En unas pocas horas, lo desmoldamos y nuestro perro podrá disfrutar de un helado de yogur con galletas veganas, que está para relamerse de gusto.

Helado tutti frutti

Como los perros pueden comer muchas frutas, incluiremos una selección de las apropiadas para él y aprovecharemos para prepararle unos helados ricos en vitaminas y fibra:

Ingredientes:

  • Plátano, fresa, pera, sandía, melón, frambuesa, manzana…
  • Yogur desnatado sin azúcar.

Preparación:

  • Quitaremos las hojas de las fresas y el corazón y las pepitas de las peras y manzanas. La sandía y el melón también tienen que ir sin pepitas.
  • Cortaremos toda la fruta en trocitos.
  • Colocaremos el yogur y toda la fruta en el vaso de la batidora.
  • Batiremos hasta que quede una papilla homogénea; si la quieres un poco más líquida, puedes añadir un poco de agua o un poco más de sandía.
  • Echaremos la masa en el molde elegido y lo pondremos en el congelador; puede ser uno rectangular y vas cortando porciones o individual, en forma de polo. En el mercado encontrarás moldes de distintos materiales, tamaños y formas.
  • Si a tu perro le gustan los tropezones, puedes hacerlo sin batir, así se encontrará los trocitos de fruta, entre lametazo y lametazo.

Helado de pollo

¿Te parece extraño? Quizás a las personas no se nos ocurriría esta opción para nosotros, pero seguro que a tu perro le encantará.

 Ingredientes:

  • Pollo (puede ser muslo, pechuga, alitas, o la parte del pollo que desees).
  • Agua (la suficiente para cocer el pollo y que el caldo quede sabroso).

Preparación:

  • Pon el agua y el pollo en una olla proporcionada a la cantidad de caldo que quieras hacer.
  • Nunca añadas sal, especias u otros ingredientes no aptas para tu perro.
  • Déjalo cocer a fuego lento o mediano hasta que veas que el pollo está tierno.
  • Cuando esté listo, déjalo enfriar a temperatura ambiente.
  • Cuela el caldo para evitar que queden restos de huesos.
  • Luego, vierte el caldo en el recipiente o moldes que hayas elegido y colócalo en el congelador.
  • Otra opción es añadir trocitos del pollo cocido, una vez que se ha colado el caldo.

Recuerda que por muy rico que esté el helado, tu perro debe tomarlo con moderación y lamiéndolo poco a poco, sin gula. No olvides tampoco sacar del congelador el helado unos minutos antes de consumirlo. Y, por seguridad, si los has hecho con palito, quítaselo antes para evitar que tu perro se atragante.

Esto es todo por hoy, amigos. ¡Buen provecho perruno!

 ¿Te ha parecido refrescante este post? ¡Si es así, compártelo!

About vmartinez

Check Also

¿Cómo saber si tu gato está deshidratado?

11 Ago Posted at 12:18h en Gatos por animalesweb. Tu gato estará deshidratado cuando los ...