Home / Actualidad mundo animal / ¿Cómo saber si tu gato está deshidratado?

¿Cómo saber si tu gato está deshidratado?

11 Ago

Tu gato estará deshidratado cuando los niveles de líquido y electrolitos de su cuerpo sean más bajos de lo normal, un desequilibrio que se da cuando la ingesta de agua es escasa o la pérdida de fluidos excesiva. Hoy apuntamos las señales a las que debes prestar mucha atención para prevenirlo y evitar grandes disgustos.

La importancia de los electrolitos y el agua

Los electrolitos son los minerales con una carga eléctrica –sodio, cloruro, potasio, magnesio, etc.–, contenidos en los líquidos del organismo y necesarios para desarrollar de manera correcta las múltiples funciones celulares, como regular la función nerviosa y muscular o asegurar el balance de los líquidos en el cuerpo.

  • Los electrolitos se ingieren fundamentalmente con los alimentos y los líquidos de la dieta.
  •  Su papel es fundamental en el mantenimiento hídrico del organismo.
  •  Están implicados en la actividad eléctrica de las células musculares y nerviosas.
  •  La falta de electrolitos debe reponerse en un primer momento tomando líquidos que los contengan.
  •  El agua potable no contiene los electrolitos necesarios para el organismo, pues está tratada para disminuir el contenido de sales minerales.
  •  Un desequilibrio de agua y electrolitos puede llevar a un felino a padecer trastornos graves e incluso el fallecimiento, si no se pone remedio a tiempo.

Peligros de la deshidratación

La deshidratación supone un grave riesgo para la salud de tu gato, puesto que el animal necesita mantener en su cuerpo un equilibrio de fluidos para realizar funciones tan esenciales como regular la temperatura corporal, eliminar los residuos, ayudar a la circulación sanguínea y asegurar diversos sistemas esenciales de su organismo.

Por todo ello, es de vital importancia poder detectar a tiempo los primeros indicios de la deshidratación en tu felino. Descubiertos a tiempo, con los primeros auxilios y la ayuda de un veterinario, una situación delicada puede recomponerse con éxito.

¿Cómo anticiparme a la deshidratación?

El problema de la deshidratación en un gato es que a veces es difícil percibir los síntomas, porque pueden ser sutiles y pasar desapercibidos.

Algunas causas que derivan en desequilibrios hídricos, son trastornos, como:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Hemorragia interna
  • Problemas urinarios
  • Quemaduras
  • Insolación
  • Exceso de calor

Conocer los factores que pueden provocar la deshidratación es esencial para poder detectarla enseguida y frenarla a tiempo.

Primeros auxilios

Ante algunas señales de deshidratación, debemos prestar a nuestro gato los primeros auxilios:

  • Colócalo en un lugar sombreado y fresco.
  • Ayúdalo a tomar pequeños sorbos de agua fresca, si la tolera.

Recuerda que si tu gato presenta una deshidratación severa, es necesario que lo atienda un veterinario urgentemente. Una vez estabilizado, prescribirá el tratamiento adecuado para equilibrar sus fluidos y prevenir posibles pérdidas.

Síntomas de la deshidratación

  • 1. Ojos hundidos:

  • Observa con atención los ojos de tu gato en busca de algún síntoma de deshidratación. Si percibes que están más hundidos y secos de lo habitual, puede ser por una falta de líquidos. En los casos graves, se hará visible incluso el tercer párpado.

  • 2. Elasticidad de la piel

  • La falta de hidratación hace mella en el aspecto de la piel, que pierde elasticidad y se torna más seca. Si pellizcas con suavidad la piel del lomo de tu felino, podrás ver cuánto tiempo tarda en volver a su lugar y forma, así comprobarás el grado de deshidratación que tiene.

    Cuando un gato está equilibrado, su piel se recupera en segundos, pero con deshidratación, lo hace muy lentamente. Esta prueba no es demasiado fiable con gatos ancianos, porque hay que contar con una piel ya de por sí poco elástica.

  • 3. Encías, humedad y tiempo de llenado capilar o CTR
  • CTR son las siglas en inglés del tiempo de llenado capilar; hace referencia al tiempo que tardan los capilares de las encías en llenarse con sangre, tras una presión mecánica. En un gato sano, la recuperación de las encías es inmediata.

    La prueba consiste en presionar sobre la encía, hasta que se queda blanca, y ver cuanto tiempo tarda en regresar a su forma y color rosado anterior.  Mientras más tiempo necesiten las encías para volverse rosadas y tersas, mayor será el grado de deshidratación de tu felino.

    Si, al levantar el labio superior del felino, tocamos la encía y la notamos viscosa, es sospechoso de un inicio de deshidratación. Cuando las encías están secas, todo apunta a una deshidratación severa.

    “La humedad y el CTR –tiempo de llenado capilar–, son dos indicadores
    usados para comprobar si un gato está o no deshidratado”

  • 4. Frecuencia cardíaca elevada y temperatura corporal
  • La deshidratación se hace notar en un aumento de la frecuencia cardíaca, por lo que conviene que observes si el pulso de tu gato está acelerado. El incremento de la frecuencia cardíaca incide también en la temperatura, que acostumbra a situarse por debajo de lo normal.

    Si al coger las patitas de tu gato notas que están más frías de lo habitual, ponte en guardia, porque podría ser un síntoma de deshidratación grave y entonces debes llevarlo al veterinario cuanto antes

  • 5. Falta de apetito, astenia, jadeos o letargo
  • Cuando veas que tu gato pierde las ganas de comer, está decaído, jadea, o está aturdido, piensa que pueden ser señales indicativas de deshidratación y hay que actuar con prontitud. Recuerda que los jadeos, tan característicos de los perros, no son frecuentes en los gatos.

¿Qué hacer ante los primeros síntomas?

Ante los primeros síntomas de deshidratación, lo mejor que puedes hacer por tu gato es llevarlo al veterinario, quien lo explorará, valorará el grado de deshidratación y le aplicará los remedios adecuados.

La diligencia en estos casos es fundamental, puesto que el problema, atajado desde el primer momento tiene más posibilidades de revertirse. Si el felino está ya inconsciente o apático, el traslado al centro veterinario es inequívocamente urgente.

Por último, no olvides que tu gato debe tener en todo momento acceso al bebedero o fuente con agua fresca y limpia, es fundamental para prevenir la deshidratación, especialmente en épocas calurosas.

¿Te ha interesado este post? ¡Compártelo!

About vmartinez

Check Also

¿Es verdad que los peces no tienen memoria?

03 Ago Posted at 16:29h en Curiosidades, Peces por animalesweb. Si te dicen que tienes ...