Home / Actualidad mundo animal / Consejos para viajar con tu gato en coche

Consejos para viajar con tu gato en coche

14 Jul

En verano, los humanos vamos locos por dos palabras: vacaciones y viajes. Pero, a los gatos, lo que les parece una verdadera locura es abandonar un territorio, marcado con sus feromonas. Sin pretender contagiarles nuestra ilusión viajera, os explicaremos algunas claves para convertirlo en una aventura soportable.

Preparación y organización

Como el felino es un animal sedentario, a la mayoría les asusta dejar el hábitat que dominan y donde se sienten seguros. Por eso, si no tenemos más remedio que llevarnos a nuestro gato con nosotros, hay que ir adaptándolo poco a poco a otros entornos, donde tendrá que enfrentarse a movimientos, ruidos, olores, y espacios distintos.

A continuación te apuntamos algunos trucos que le ayudarán a tu felino a pasar los malos tragos y que, básicamente, consisten en preparación y organización:

  • 1. Paseos cortos de prueba:Procura acostumbrar previamente a tu gato al coche, con paseos de corta duración, para que vaya familiarizándose con el ambiente y circunstancias del futuro trayecto.
  • 2. Transportín:En estos recorridos cortos, lleva a tu gato dentro del transportín que usará más tarde en el viaje largo.

    Para saber si es del tamaño adecuado, mira que el animal pueda ponerse de pie y darse la vuelta en el interior.

    Los transportines de plástico, rígidos y con rejillas de ventilación son los más estables y recomendados.

    Ponle su mantita, accesorios y juguetes, impregnados de su olor, sin olvidar algún premio para darle de vez en cuando.

    Por seguridad, es aconsejable dejarle puesto el arnés, para enganchar la correa enseguida al sacarlo y evitar que pueda salir corriendo.

    Si el gato se resiste a entrar en el transportín, dejaremos la jaula unas semanas antes en casa, siempre a su vista, con la puerta abierta y alguna golosina o premio dentro, para que pierda el miedo a entrar y salir libremente.

  • 3. Previsión de mareos:Si notas que tu gato se marea durante estas pruebas cortas, consúltalo con tu veterinario; seguramente, le prescribirá algún medicamento, que irás probando en los recorridos cortos, antes de salir de vacaciones.

    También es posible que el médico le recomiende a tu felino algún sedante ligero, en forma de pipeta, para tranquilizarlo antes de empezar el viaje.

  • 4. Feromonas anti estrés:Mitigan la ansiedad durante el trayecto; la aplicación de feromonas imita a las propias del felino cuando se encuentra feliz; haz primero una prueba en casa, para comprobar su eficacia y tolerancia; luego, rocía producto en el coche y transportín; puedes aplicarla unos 15 minutos antes de acomodar a tu gato
  • Puedes encontrar estas feromonas en spray, de fácil aplicación y con un efecto de alrededor de 3 horas de duración.

De viaje con nuestro gato

Sólo recordarte que, si vas a viajar para una estancia corta, lo ideal es dejar a tu gato al cuidado de algún familiar, amigo o vecino, ya que el felino tardará al menos una semana en adaptarse al nuevo hábitat. Por tanto, no valdría la pena exponerlo a tantos cambios para tan poco tiempo.

Pero, sea por lo que sea, si tu decisión es llevarlo contigo, aquí tienes unos cuantos consejos básicos:

  • 1. Colocación del transportín:
  •  El lugar más seguro y menos mareante donde colocar el transportín, ya que no pueden ver por la ventana, es en el suelo, bien sujeto y detrás de uno de los asientos delanteros.

    Si hay espacio suficiente, también puede ir sobre el asiento trasero, siempre que vaya firmemente anclado con el cinturón de seguridad.

    Comprobaremos que el transportín esté bien cerrado, ya que, de ninguna manera, el felino debe deambular por el coche.

    Cuida también de no ponerlo muy cerca del chorro del aire acondicionado.

  • 2. Charla suave y música chill out:
  • En el interior del vehículo, todo ha de ser paz y sosiego, así que procuraremos hablar en un tono suave; en cuanto a la música, el volumen será bajo y las melodías relajantes, tipo chill out.

    Para que ningún ruido externo perturbe la tranquilidad del minino, mantendremos las ventanas subidas y el aire acondicionado en un nivel confortable.

    Ante sus maullidos quejumbrosos, lo calmaremos con voz serena y palabras cariñosas.

  • 3. Paradas necesarias dentro del vehículo:
  • Durante un viaje largo, nuestro gato nos agradecerá una paradita al menos cada dos horas, para beber agua, comer y hacer sus necesidades.

    Con un transportín equipado, como el “Hagen Catit Pet Voyageur”, no tendrá que salir de la jaula, ya que en el interior tendrá su recipiente para el agua y la comida, así como un espacio estratégico, pensado para los desechos. Al no sacar a nuestro gato del transportín, evitaremos el riesgo de que, por un descuido, pueda perderse.

  • 4. Atención al golpe de calor:
  • No dejes a tu gato sólo en el coche, ya que está expuesto a un golpe de calor que puede ser fatal.

     “El gato no debe estar nunca solo dentro del coche,
    el aumento súbito de la temperatura
    puede ocasionarle un golpe de calor
    de consecuencias nefastas”

  • 5. Alimentación habitual:Conviene alimentar al felino unas tres horas antes de emprender la marcha.

    Durante las vacaciones, los expertos nos aconsejan no alterar la dieta de los gatos, sino seguir con su rutina para evitar que se estresen más por este motivo

  • 6. Veterinario y microchip, al día:
  • Antes de emprender el viaje, es fundamental que lleves a tu gato al veterinario para que le haga un chequeo y compruebe su estado de salud.

    En la consulta, el médico también podrá revisar el microchip de tu gato y asegurar que todos los datos estén actualizados. Así, en caso de pérdida, tendrás muchas probabilidades de reencontrar a tu minino.

  • 7. ¡Fin del trayecto, hemos llegado!:
  • Ya en el apartamento de la playa, la masía en la montaña, el hotel ideal, la casa del pueblo, etc., recuerda que tu gato tiene que adaptarse al nuevo entorno.

    ¿Qué necesitará mi minino para sentirse a gusto? Lo primero, búscale una estancia agradable y segura, donde pueda tener sus rincones para retozar y descansar; y, por supuesto, comedero y bebedero, su arenero, los juguetes favoritos y el rascador para afilar sus uñas.

    Lo dejaremos controlado, pero a su aire, para que se familiarice con el hábitat vacacional y vaya marcando territorio con sus feromonas.

Ya verás como, poco a poco, irá ganando confianza y se encontrará tan a gusto como en casa.

¡Buen viaje y felices vacaciones en compañía de tu minino!

¿Te ha sido útil este artículo? ¡Compártelo!

About vmartinez

Check Also

El catnip, la hierba de los gatos

17 Nov Posted at 15:26h en Gatos por animalesweb. La olisquean, se frotan en sus ...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies