Home / Actualidad mundo animal / El calor, un enemigo para nuestro perro

El calor, un enemigo para nuestro perro

15 Jul

El verano es tiempo de goce, fiestas en la playa, festivales de música, terrazas de bar… pero para nuestras mascotas esta época de calor puede suponer un grave peligro si no seguimos unas pautas para el calor. ¡Son estas!

Un golpe de calor es un incremento de calor, una hipertermia. Como indican en el blog de Veterhouse nuestro querido peludo sufre un desequilibrio interno con una gran pérdida de sales minerales, glucosa y su cuerpo es incapaz de termoregular ese incremento de temperatura hasta poder llegar a la muerte.

Nuestros peludos no sudan como nosotros porque no tienen glándulas sudoríperas. Si bien es cierto que algo sí sudan por las plantas de los pies y zonas de poco pelo como sus barrigas, el control del exceso de temperatura lo hacen a través del jadeo.

Nuestro perro tiene la temperatura más alta que nosotros, a 38ºC, pueden llegar a los 41 on los colapsos de calor.

Razones del golpe de calor

Las razones son más que obvias, si les mantenemos cerrados en un lugar sin ventilación y, peor aún, sin agua el golpe de calor está asegurado. Pero no sería solo por el calor, sino que la humedad y el  reducido espacio harán que el golpe se produzca más rápido. Claros ejemplos: peludo cerrado en un coche, aunque las ventanas estén abiertas dos dedos significan muerte en 15 min; si lo dejas en una terraza o en una habitación con poca ventilación igual. Si le llevas a la playa o paseo por lugar caluroso sin agua ni rincones sin sombra el resultado será el mismo.

Síntomas por lo que asustarse

  • Jadeo muy rápido
  • Salivación excesiva
  • Babeo espumoso
  • Apariencia de atontado
  • Vómito
  • Tambaleo y desfallecimiento

Estos son los síntomas externos, pero no nos daremos cuenta que internamente está padeciendo:

  • Insuficiencia hepática y renal
  • Alta deshidratación
  • Hemorragias gastrointestinales
  • edemas cerebrales
  • fallo termoregulador
  • fallo multiorgánico y muerte 

Rápida actuación

Nuestra forma de actuar en este momento será decisiva para que nuestro peludo sobreviva.

Buscar un sitio fresco y ventilado.

Aplicar frío para bajar temperatura en hocico y axilas sobre todo.

Mojarle con agua templada.

Dale agua, pero que la beba poco a poco.

Acudir al veterinario en cuanto os sea posible.

Seguid estos sencillos pasos y evitareis un gran mal estas vacaciones. Está en vuestra mano.

Fuente: Veterhouse

About vmartinez

Check Also

¿Canguro o residencia para tu perro? ¿Qué es mejor?

23 Jun Posted at 13:25h en Perros por animalesweb. Si estás planeando las vacaciones de ...