Home / Actualidad mundo animal / Fabricar juguetes para gatos: cinco ratones baratos

Fabricar juguetes para gatos: cinco ratones baratos

EMPIEZA LA CONSTRUCCIÓN

Los gatos son cazadores natos. Para ellos, perseguir objetos en movimiento es un comportamiento natural. Entonces, ¿por qué no aprovechar ese instinto para jugar con el gato, ejercitar su mente y, de paso, lograr que nuestro amigo de cuatro patas haga algo de ejercicio y nosotros nos entretengamos?

1. Ratones de tela o fieltro

El ratón es uno de los protagonistas más repetidos entre los accesorios del felino. Unas sencillas pautas permiten construir un roedor de juguete para gatos en casa, como explica el blog The zen of making.

raton tela

Imagen: buenobonitoybarato.com

El material necesario es: un trozo de fieltro, hilo para coser, cartulina, semillas y una cuerda para crear la cola del roedor.

Pasos: El primer paso es construir una plantilla con forma de lágrima en un cartón. Este molde se traslada dos veces al fieltro, se repasa con un bolígrafo y se recorta.

El segundo paso es coser las dos lágrimas de fieltro, con precaución de dejar el extremo más delgado libre. Un trozo de cartón servirá para construir un embudo por el que introducir semillas en el interior de las telas unidas, por el extremo aún no cosido, de forma que el ratón de juguete tome grosor.

El último paso es introducir parte de la cuerda por el orificio libre –será la cola del ratón de juguete del gato– y coserlo todo para que quede unido. ¡Listo!

Y como toque final, ¿por qué no añadir unas plumas a modo de cola al ratón de juguete del peludo amigo?

2. Ratón con tubo de papel higiénico

¿Fabricar un ratón casero para el gato en menos de cinco minutos y sin gastar dinero? Aunque parezca complicado, sí es posible. Para ello, basta con recurrir a los tubos de papel higiénico.

La idea es recortar unos flecos de unos cinco centímetros de longitud y dos de ancho en ambos extremos del tubo de cartón, con ayuda de unas tijeras. Los flecos se abren con las manos, de tal forma que queden perpendiculares al cilindro.

Solo queda el último paso fundamental: ofrecérselo al peludo inquilino de la casa y animarle a golpearlo con las patas, esconderlo y perseguirlo. Por descontado: el gato agradecerá con creces que su amigo de dos patas juegue con él y con su nuevo ratón.

3. Ratones con bobina de hilo

Los felinos son juguetones pero también pueden ser muy exigentes. Entonces, ¿cómo hacer aún más deseable un juguete casero para el gato? Hay dos características que ayudan: que el roedor fabricado en casa se mueva o ruede y que genere algún tipo de sonido mientras se desplaza.

cola-de-raton-de-2-mm-en-carretesPara fabricar éste hace falta una bobina de hilo vacía -una por cada ratón de juguete que se quiera construir- y medias o calcetines de pequeño tamaño, con los que recubrir los carretes.

De nuevo, los cilindros huecos pueden rellenarse de semillas grandes o legumbres, de modo que choquen y produzcan ruido al rodar por el suelo. El último paso es anudar el calcetín al carrete de hilo, de modo que quede lo más ajustado posible.

4. Ratones voladores de calcetín

No son pocos los gatos que disfrutan de los juguetes móviles, sostenidos a una altura. Este tipo de accesorios permiten al felino golpearlos y lograr que se muevan en el aire, sobre sus cabezas.

Varios calcetines de colores desemparejados y un poco de hilo de coco serán suficientes para fabricar un juguete móvil para el gato.

Las medias se rellenan con semillas, legumbres o arroz, y se anudan en el extremo para cerrarlas. De este modo, se consigue que los granos no escapen con las embestidas que seguro que recibirán por parte del gato.

Los calcetines pueden adornarse con unos ojos pintados. El último paso es anudar un hilo de coco a cada calcetín y anclarlo al techo o mueble elevado con chinchetas o clavos que aguanten sin riesgo los juegos del peludo amigo.

Guantes con ratones en los dedos

Los gatos tienen fama de independientes, aunque esta reputación muchas veces no es merecida. La mayoría de los felinos disfrutan mucho más del juego si su amigo de dos patas participa en la actividad.

El siguiente juguete de ratones para gatos tiene esta finalidad y puede construirse con ayuda de cualquiera de los roedores ya explicados arriba. Solo se necesita un guante o manopla a la que atar con cuerdas o hilo de coco los ratones de juguete.

El guante permite anudar al menos un roedor por dedo, por lo que el resultado será aún más divertido para el felino entusiasta.

Otra posibilidad es usar una caña o palo. En este caso, hay que anudar el hilo de coco con el roedor de juguete en el extremo. De este modo, se convierte en una especie de caña de pescar con la que jugar durante horas con el felino.

CONSEJOS

  • La seguridad del gato es la primera pauta que hay que tener en cuenta. Los muñecos caseros para el felino no deben contener piezas sueltas o que puedan ser tragadas por el peludo amigo. En estos casos, habrá que vigilar el juego del gato en todo momento.
  • Los gatos son caprichosos y no es extraño acumular en casa juguetes que parecen incapaces de capturar su atención. Un poco de hierba gatera puede hacer más atractivo el muñeco para el felino.
  • Los gatos tienen en ocasiones una inmerecida fama de ser animales solitarios o independientes. La mayoría de los felinos, sin embargo, disfrutan del juego en compañía de su amigo de dos patas: su dueño.

About vmartinez

Check Also

¿Cómo saber si tu perro es feliz?

Quieres a tu perro con locura y deseas su felicidad, por eso haces lo que ...