Home / Actualidad mundo animal / Por qué deberías dar un masaje a tu gato

Por qué deberías dar un masaje a tu gato

01 May Por qué deberías dar un masaje a tu gato

Una preciosa manera de comunicarte y conectar con tu gato es a través del tacto. Y no nos referimos al tacto que hay que tener con sus majestades los gatos para que no se enfaden a veces si no esa sensación de proximidad al tocarle. Y ellos también adoran ese momento. Pero ¿sabéis que podéis ir más allá en este arte? Un masaje dado a vuestro felino puede tener efectos terapéuticos en él:

  • Puedes descubrir heridas, bultitos o algún problema en la piel.
  • Aliviarás el dolor de artritis y la tensión en sus articulaciones.
  • Puedes detectar parásitos como las garrapatas.
  • El masaje ayuada a proporcionar alivio para la diabetes, enfermedad renal y la enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Mejora la circulación de la sangre y elimina toxinas.
  • Fortalece el vínculo entre gato y humano.
  • Un masaje suave puede calmarle y evitar comportamientos no deseados.
  • El masaje puede distraer a tu gato mientras le cortáis las uñas, siempre con un cortados especial para ellos.
  • Está genial para calmar a los gatos nerviosos haciendo que libere las hormonas del placer (dopamina) y de la felicidad (serotonina). Un milagro, ya veréis.
  • Mejora la calidad del pelaje.

Te hemos convencido, ¿no? Pues manos a la obra. Comienza con una presión, trabaja hacia el corazón para maximizar los beneficios, por ejemplo: comienza por las almohadillas y ve subiendo. El movimiento tiene que ser continuo, recto y lento. Puedes ir probando con estos movimientos:

  • Círculos. Rota los dedos hacia la derecha o la izquierda haciendo círculos del tamaño de una pelota de golf.
  • Amasar. Como si fuera la masa de un bizcocho… presiona con la parte inferior de la palma ve subiendo.
  • Cinco dedos. Abre y cierra la palma de la mano mientras le presionas ligeramente con los cinco dedos a lo largo de la columna vertebral de tu gato.
  • Petrissage. Éste es un masaje más profundo que implica  enrollar la piel floja y apretar los músculos suavemente. Combínalo con el amasado para estimular la liberación de toxinas.
  • Flexionar. Después de haber calentado los músculos flexiona con suavidad los dedos, muñecas, tobillos y rodillas de tu gato, nunca con fuerza. Puedes intentar poner a tu felino de lado y hacer lo mismo con el hombro. Agita suavemente las extremidades frotando un poquito.
  • Pequeños golpes. Como si fuera un suave tambor dale pequeños golpecitos, muy ligeros.

Para obtener el máximo rendimiento a la sesión de masaje  presta mucha atención al lenguaje corporal de tu minino. Si tu gato está relajado continúa sin problema pero si se aparta, se pone tenso o hace cualquier señal de que está molesto para lo que estás haciendo y trata de darle el masaje en otra parte del cuerpo.

Escoge, claro, el momento en el que veas calmado a tu animal como cuando se acaba de despertar de la siesta o antes de iros a la cama por la noche. Estará mucho más receptivo.

Pero es que, como notarás, no solo tu gato encontrará beneficios en esta práctica. Está probado que acariciar a un gato y pasar tiempo con ellos reduce la presión arterial, calma el sistema nervioso y también te hará liberar dopamina.

¡Qué disfrutéis!

About vmartinez

Check Also

¿Cómo saber si tu perro es feliz?

Quieres a tu perro con locura y deseas su felicidad, por eso haces lo que ...